En esta entrada verás pocas fotos y la explicación es rápida: están prohibidas dentro de la iglesia, incluso penadas con cárcel (mexicana) lo cual no incita a sacar el móvil. Eso es uno de los muchos motivos que explican por qué la iglesia de San Juan Chamula es escalofriante y aquí vengo a contarte cómo visitarla.

¿Por qué es tan interesante visitar San Juan Chamula y Zinacantán?

La iglesia de San Juan Chamula es escalofriante y super curiosa, como conocer la tradición de matrimonio
Simulación de una boda en Zinacantán

San Juan Chamula y Zinacantán son dos poblaciones indígenas situadas a pocos kilómetros de San Cristobal de las Casas. Sus habitantes hablan tzozil, una de los 68 lenguas indígenas que se hablan en todo México y están regulados por el sistema de usos y costumbres, es decir, tienen sus propias normas. Además, son muy devotos y practican la medicina tradicional en sus centros religiosos, es por eso que la iglesia de San Juan Chamula es escalofriante…

Una boda indígena, un telar y café artesanal

Nosotros hicimos la excursión a San Juan Chamula y Zinacantán con Jalapeño Tours y la reservamos en el centro histórico de San Cristobal de las Casas, aunque creo que se admiten reservas online a través de su página web o escribiendo a reservas@jalapenotours.com.
Esta excursión se me quedó grabada en la mente porque pude conocer de cerca a una cultura totalmente diferente a la mía y entender su forma de vida. A veces pensamos de ciertas poblaciones que son machistas, anticuadas y extremistas (y algunas así son) pero es importante conocerlas, saber qué hay detrás y porqué motivos, en ocasiones, no han tenido acceso a ciertas herramientas económicas y educativas. Los guías me gustaron mucho precisamente porque explican muy bien la estructura e ideología de San Juan Chamula y Zinacantán desde el profundo respeto.

📍 Dirígete a sus oficinas en San Cris para hacer tu reserva
💰 $ 100 MX = 4 €/persona
⌛ Una mañana completa
🔗 Jalapeño Tours Web
🔑 Lleva siempre algo de dinero suelto, allí se pueden comprar tejidos preciosos o productos artesanales y no aceptan tarjeta

La iglesia de San Juan Chamula es escalofriante pero vestirse de boda fue épico
Joselito y yo vestidos de invitados de una boda en Zinacantán, ¡con los novios detrás!

La Iglesia de San Juan Chamula es escalofriante pero no quiero desvelar detalles para que lo viváis vosotros mismos, también tuvimos la oportunidad de probar café artesanal y tortillas de maíz hechas por las mujeres que trabajan en el telar. Allí me compré un poncho precioso y conocí a Maria Felisa, la señora que regentaba el telar que nos vistió a todos como si fuéramos a una boda en Zinacantán. Me siento súper agradecida por aquel día, ¡¡¡Gracias!!!

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.